Cuando nos da el sol en los ojos, éstos reaccionan con un dolor agudo y lagrimeo. ¿Sabes a cuántas patologías se enfrentan tus ojos si no los proteges? Lee, lee…

Es curioso; todos estamos más o menos, y cada vez más, concienciados de la necesidad de protegerse la piel del sol. Sin embargo, protegerse los ojos del sol responde más a menudo a cuestiones de moda que a la verdadera conciencia de todo lo que le puede pasar a nuestra vista si no los protegemos con las gafas adecuadas.

¿Sabías que incluso la luz artificial de la oficina o el supermercado daña la vista?

“La radiación UV, provenga de la luz natural o artificial en espacios cerrados, puede dañar los tejidos de la superficie del ojo, así como la córnea y la lente”, afirma el Dr. Michael Kutryb, oftalmólogo y corresponsal clínico de la Academia Americana de Oftalmología. “Lamentablemente, muchas personas desconocen los peligros de los efectos de la radiación UV”.

Durante el verano pasamos más tiempo al aire libre, y los estudios muestran que la exposición a la luz solar brillante puede incrementar el riesgo de cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y tumores en el ojo, incluyendo cáncer.

Por eso hemos lanzado IA VIEW, 12 colecciones de gafas de sol para adultos y 5 para niños, más vulnerables al daño solar, polarizadas y con toda la garantía farmacéutica. ¿Algunos consejos extra? ¡Ahí van!

  • Escoge lentes que bloqueen los rayos UV. La capacidad para bloquear la luz UV no depende del precio ni de la tonalidad oscura de los lentes de sol.
  • Escoge lentes que cubran toda el área de los ojos. Idealmente, sus lentes de sol deberían envolver el área hasta la sien, de modo que los rayos solares no logren penetrar desde los costados.
  • Además de lentes de sol, usa un sombrero. Los sombreros de ala ancha proporcionan la mejor protección para sus ojos.
  • No confíes en las lentes de contacto. Aunque algunas cuenten con protección UV, recuerda que también es necesario utilizar gafas de sol.
  • No permitas que las nubes te engañen. Los rayos solares pueden atravesar la neblina y las nubes de poco espesor. El daño en los ojos provocado por el sol puede ocurrir en cualquier época del año, no sólo en verano.
  • Nunca mires directamente hacia el sol. Mirar directamente hacia el sol en cualquier momento —incluso durante un eclipse— puede provocar una retinopatía solar, la cual implica un daño en la retina del ojo causado por la radiación solar.
  • Ten especial cuidado durante las horas punta del sol. Lo mejor es evitar la exposición entre las 10 a.m. y las 2 p.m. — momento en que los rayos solares UV son más fuertes. De todos modos, en caso de que deba permanecer al aire libre, es fundamental que protejas sus ojos con un sombrero y con lentes de sol.
  • No te olvides de los niños ni de las personas mayores en la familia. Protege sus ojos con sombreros y lentes de sol.

¿Quieres más? ¡Sorteamos 2 gafas cada semana hasta el verano! Entra en nuestra página de Facebook y participa!

Be Sociable, Share!